La iglesia local y el discipulado - Andrés Birch

En esta ocasión queremos compartir el mensaje "La iglesia local y el discipulado" que Andrés Birch compartió en el evento Predica el Evangelio, celebrado en Barcelona el pasado septiembre. 


Andrés Birch comienza haciendo dos preguntas importantes:

¿Cómo creéis que deberíais vivir si sois creyentes? y ¿Cómo creéis que vuestras iglesias deberían funcionar? La respuesta es el discipulado. Una iglesia cristiana debería ser ante todo una comunidad de discípulos.

Basándose en el pasaje de Tito 2 que podéis leer aquí Andrés habla de los 5 pilares del discipulado cristiano.

1.Un discipulado basado en la enseñanza

El discipulado cristiano es más que sólo enseñanza, pero no es menos que eso. El discipulado es algo que se enseña, se estudia y se aprende. Sin enseñanza bíblica no puede haber discipulado.

El discipulado se puede dividir en dos grandes asignaturas:

  • -Salvación o ¿cómo llegar a ser cristiano?
  • -La vida cristiana o ¿cómo vivir como cristiano? 
7 ejemplos de discipulado en el texto:

  1. Pablo discipula a Tito 
  2. Tito discipula a la Iglesia en la isla de Creta
  3. Tito debe discipular a los hermanos ancianos v.2 (como ancianos de edad)
  4. Tito tiene que discipular a las ancianas
  5. Las hermanas ancianas tienen que enseñar a las hermanas más jóvenes.
  6. Tito también debe exhortar, enseñar a los jóvenes. v.6
  7. Tito discipula a los siervos a que se sujeten a los amos. v.9 y 10
La misión de la iglesia y de cada iglesia local es ir y hacer discípulos. Es imposible hacer discípulos sin enseñanza.

5 cosas que podemos para que haya buena enseñanza en nuestras iglesias

  • Darle a la enseñanza la importancia que tiene en la iglesia
  • Insistir en un liderazgo espiritual apto para enseñar. 
Si queremos que haya buena enseñanza debemos tomar en serio la necesidad de un liderazgo apto para enseñar.

  • Fomentar en nuestras iglesias la cultura de enseñanza. 
No podemos prescindir de la enseñanza de la Palabra de Dios. En nuestras conversaciones, aprendiendo unos de los otros como parte de la familia espiritual.

  • Fomentar la lectura de buenos libros
No es espiritual decir que sólo lees la Biblia. Los buenos libros cristianos también son medios de gracia. Dios usa los libros para nuestra edificación y no debemos despreciar sino fomentar la lectura de buenos libros cristianos.

  • Proveer una continua formación bíblica o teológica. 
La teología es para todos. No es para profesores de teología. La teología es un medio para conocer a Dios, para amarle más, para conocernos a nosotros mismos mejor y entender mejor y valorar el mensaje del Evanglelio. Todos debemos estudiar la Biblia, desde los niños como primer escalón. En nuestros hogares, con nuestros hijos, cuando son mayores... pero en todos los niveles de la iglesia.

2.Un discipulado encarnado en el ejemplo

En el discipulado la enseñanza es fundamental pero no es lo único. Hay que respaldar la enseñanza con el ejemplo.

¿Pero por qué es tan importante el ejemplo en el discipulado?

  • La enseñanza sin el ejemplo suena a incoherencia o incluso a hipocresía. 
  • El ejemplo es una parte importante de la enseñanza. 
Una parte se oye y otra se ve, que son nuestras vidas. La gente debe poder verlo. Tenemos muchos pecados y cosas que corregir pero la gente debe poder ver algo en nosotros coherente con nuestra enseñanza.

  • El ejemplo aclara y refuerza la enseñanza verbal. 
Cuando la gente lo ve con nuestros ejemplos reforzamos lo que estamos diciendo.

  • El mejor discipulador de toda la historia lo hizo así. 
Cristo dio ejemplo. Nosotros no somos Cristo y hay cosas que no podemos hacer. Pero si tenemos que enseñar nuestras palabras deben ir respaldadas con una vida coherente.

4 ejemplos bíblicos del texto de Tito 2

  • Los ancianos debían ser serios, sobrios, prudentes, sanos en la fe, en el amor en la paciencia.(v.2) Habla de carácter, no de dones, debían ser ejemplo para los demás hermanos y hermanas.
  • Las ancianas también debían ser ejemplo para las mujeres jóvenes. Ellas debían ser reverentes en su porte,no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; (v.3) Primero vivirlo y luego enseñarlo.
  • Tito debía ser ejemplo (v.6-8) para los jóvenes. No solamente exhortar sino también ser ejemplo.
Los discípulos tienen que oír y también ver. Los discipuladores tienen que hablar. Pero deben hacer lo que dicen, vivir lo que enseñan. El discipulado funciona mejor con modelos visibles. Nunca van a ser perfectos pero deben intentar ser coherentes.

3.Un discipulado cultivado en la iglesia

El hogar cristiano es muy importante para discipular pero el ámbito principal para hacer discipulado es la iglesia local. Cuando hablamos de la iglesia local no debemos pensar en lugares de culto

En Tito 2 tenemos 4 detalles importantes sobre el discipulado en la iglesia.

  • El discipulado no era para un grupo en la iglesia sino para todo el mundo en la iglesia.
No hay un grupo de discipulado en Tito 2. Hay hombres mayores, ancianas, jóvenes. El discipulado era para todo el mundo en la iglesia. 

  • Los pastores y son los responsables del discipulado de los creyentes. 
Es una definición del anciano de cualquier iglesia. Cuando Pablo escribe a Tito le habla como responsable delante de Dios de asegurarse de que se hiciera discipulado en toda la iglesia. 

  • Más que reuniones de discipulado son relaciones de discipulado. 
No está mal tener reuniones de discipulado pero hay que buscar relaciones de discipulado. Una reunión puede durar una hora, dos o tres pero una relación no. Una relación es en un sentido algo continuo que nos hace responsables los unos de los otros. Tenemos que ayudarnos a crecer espiritualmente. No dejas de ser discipulador cuando termina una reunión sino sigues siéndolo después. Es parte de tu discipulado.

  • El discipulado se hacía entre personas del mismo sexo. 
Podemos ser flexibles pero según la Biblia funciona mejor entre personas del mismo sexo. Hay que tener cuidado con esto. Por ejemplo lo vemos en el texto entre ancianas y mujeres jóvenes.

¿Hasta qué punto los ancianos se ven como responsables del discipulado de la iglesia? ¿Qué hacemos en nuestras iglesias una cultura del discipulado? No es lo mismo asistir a reuniones que practicar el discipulado.

4.Un discipulado vivido en el mundo

El discipulado se hace en la iglesia pero es para la vida entera. Tenemos que vivir como discípulos en la vida real. 

¿Dónde tenían que ser los hermanos ancianos sobrios, prudentes ...? ¿Sólo en casa? No, sino en todos los lugares y en todo momento. El mismo ejemplo sirve para las ancianas, las mujeres, los jóvenes y hasta los siervos. Todos ellos debían vivir como discípulos en todos los ámbitos de la vida.

El discipulado se fomenta en la iglesia para que se viva en el mundo.  

El discipulado no es un uniforme que te quitas al salir de la iglesia. Las personas que nos rodean no necesitan ver que vamos a una iglesia sino a verdaderos discípulos de Cristo. En el día a día en todos los sitios donde nos ven. 

Un cristiano es un discípulo de Cristo que, con todos sus defectos y los tenemos todos y muchos, está intentando vivir su vida de forma coherente con la fe que profesa. Eso es lo que la gente necesita ver. 

Los esclavos en el texto de Tito 2 debían "para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador." Reflejar la belleza del Evangelio. Un esclavo debía reflejar en todo la belleza del Evangelio que le había transformado. 

Esto abre puertas para la evangelización. Si mi vida está adornando la belleza del Evangelio cuando llega el momento de describir el Evangelio tengo una vida que está adornando la doctrina del que es Dios mi Salvador.

5. Un discipulado centrado en el Evangelio

No podemos separar el discipulado del Evangelio. El Evangelio es lo que crea discípulos. Hay una cadena entre el Evangelio y el discipulado. El discipulado es el Evangelio bien entendido.

En el texto de Tito 2 leemos el Evangelio. Del 11-14: Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres,12 enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,13 aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo,14 quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio,celoso de buenas obras.

Aquí vemos la encarnación, expiación, redención, santificación y consumación.
 
Todo esto que debía hacer Tito tenía un motivo: "Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres" Pablo deja de hablar del discipulado para comenzar a hablar de Cristo. 

Habla de indicativos que hablan de lo que Dios ha hecho y sobre esa base se construyen los imperativos y las exhortaciones de lo que debemos hacer como respuesta al glorioso mensaje del Evangelio. Los imperativos se construyen por los indicativos. Porque Cristo se entregó a sí mismo por nosotros. Por esto debemos hacer discípulos. 

El Evangelio es la base de todo. El motivo por el que debemos hacer discipulado. Por lo que significa el Señor Jesucristo por nosotros. 

3 Peligros que debemos evitar en el discipulado:

  • El peligro de ver el discipulado como un programa para el crecimiento de la iglesia.
  • El peligro de intentar hacer discipulado aparte del Evangelio como si fuera otra cosa distinta.
  • El peligro de recurrir a cualquier otra motivación que no sea el Evangelio en nuestro discipulado.
Lo que primero fueron los primeros cristianos fue discípulos. Antes de cualquier otra cosa. Hoy parece que lo último que no sentimos es discípulos. Usamos otras palabras aunque esa no es la cuestión. No hemos perdido el nombre sino la idea y la práctica del discipulado bíblico. 

Todos tenemos que ser discipuladores y discípulos:

Para el crecimiento espiritual nuestro y el de otros hermanos. 
Para que nuestra evangelización sea más coherente y más impactante
Y sobretodo para la gloria de Dios nuestro Salvador.



Esperamos que Dios te bendiga con este mensaje sobre el discipulado. Si quieres recibir otros mensajes como este pulsa aquí para suscribirte a nuestro blog
También puedes acompañarnos en Facebook y Twitter