UNA VISITA AL CEMENTERIO

Las floristerías ya están anunciando que se acerca el día de los difuntos con un tipo de flores que, con el tiempo, han quedado identificadas con ese día especial.
Algunas personas visitarán el cementerio antes de este día porque, según dicen, el cementerio está más tranquilo y se puede acceder a la escalera del mismo con mayor facilidad. Otros, sin embargo, dicen que lo visitan durante todo el año y prefieren no hacerlo durante estas fechas. Pero los que van al cementerio en el día de los difuntos se encuentran como en una gran fiesta, ya que no cesa de entrar y salir gente continuamente.
El cementerio, siendo un lugar donde sólo reina el olvido y la muerte, en este día se llena de colores y de vida. Muchas personas que fueron el año pasado al cementerio, llevaron sus flores a los seres queridos ignorando que este año han sido ellos los que han recibido estas flores. Habrá palabras para ellos aunque no pueden escucharlas, y de sus familiares caerán lágrimas que ellos no podrán ver.
Sí, parece una ironía del destino pero es así, a mayores y jóvenes; la muerte no tiene edad. Durante el año sabemos de accidentes de tráfico, enfermedades que les han sorprendido y que les ha llevado a esta muerte inevitable. Hace unos días un soldado español murió en Afganistán, poco antes de su muerte su última voluntad era ser bautizado. El pobre joven quería estar en paz con Dios. Era tan joven, tenía tiempo para hacer tantas cosas pero nunca pensó en estar en paz con Dios. No le conocí, pero en lo más íntimo de su ser pensaría en ese Dios dueño y Señor de su vida, y que con las prisas de esta vida había dejado lo más importante para después. Todo para después, como si nosotros tuviéramos la facultad o el poder para disponer de nuestra propia vida, siendo frágil, llena de peligros, enfermedades…, y que en cualquier momento, como a este pobre soldado, se nos puede arrebatar. No tenía previsto este momento final, por eso la urgencia de su bautismo.
Cuando se habla de Dios o de lo que hay después de la muerte, es como un huésped que nos dice la verdad pero que a la vez nos incomoda. ¿Por qué nos incomoda el hablar de la muerte? Porque es el fin de todas las cosas. Es un sentimiento de vacío, del que no hay vuelta atrás y nos hiela los huesos. Sin embargo, cuando nos enfrentamos a la muerte, cuando nos visita, moralmente hablando nos venimos abajo, esperando el final, porque los humanos tenemos un sentimiento de eternidad.
Dice la Biblia: “Todo lo hizo hermoso en su tiempo y has puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.” Esta es nuestra inquietud como seres humanos y la sensación que nos da es que la vida se nos escapa como un pez entre las manos, porque el Dios Creador nos ha puesto eternidad, una eternidad espiritual, En otras palabras, “el polvo vuelve a la tierra y el espíritu vuelve a Dios que lo dio” dice en otro lugar la Palabra Santa.
Esta semana puede ser de recuerdo pero también de reflexión, la muerte de nuestros seres queridos puede servir de ejemplo para nuestra propia muerte. Es una oportunidad única para aprender lo que realmente nos importa en esta corta vida.
El Señor Jesús, después de un largo discurso dice a sus oyentes: “No os afanéis, pues diciendo: ¿Qué comeremos, o que beberemos, o que vestiremos?”. Él nos conoce y sabe que en nuestra vida hay muchos aspectos que nos producen ansiedad o inquietud por afanarnos demasiado por todo. Afán, afán, afán. Por eso Él mismo nos advierte con mucho cariño “buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas las demás cosas os serán añadidas; así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán, basta a cada día su propio mal.”
Pero ¿por qué nos advierte de esta manera el Señor Jesucristo? Él es Hijo de Dios y un hombre sabio, por lo tanto conoce nuestras debilidades desde hace tiempo.
Para no alargar la lectura lo dejamos para otro momento, que será pronto. Lo dicho, el día de los difuntos puede ser un buen día de reflexión, y como nos advierte la Palabra de Dios: “Mejor es ir a la casa del luto”, también podríamos decir al cementerio, “que a la casa del banquete, porque aquello es el fin de todos los hombres, y el que vive”, como tú que estás leyendo, “lo pondrá en su corazón.”

Manuel Sampedro Frutos

Encuentro comarcal de mujeres


El pasado sábado tuvo lugar un encuentro comarcal de mujeres en la Iglesia de Bailén en calle María Bellido. La reunión de la mañana comenzó a las doce del medio día y a ella asistieron  mujeres de todas las iglesias de la comarca ( Zarzuela, Cambroneras, Orfila, La Carolina, Guarromán…) y algunas que vinieron de más lejos
( Valdepeñas, Azuqueca de Henares, Sevilla, Armilla,Daimiel…).
El hilo conductor de la reunión fue el tema de  “ El espejo de Dios”, la exposición de la palabra corrió a cargo de Eva López de Azuqueca de Henares, y nos animó a ser realmente espejos vivientes de Dios, mujeres que reflejen lo que Dios ha hecho en sus vidas, y que sean luz en los ámbitos de la iglesia ,la familia o en cualquier situación de su vida.
Durante la reunión matinal se recogió una ofrenda destinada a los ministerios de “Nueva Luz” obra llevada a cabo para favorecer a las personas invidentes, y para el retiro de mujeres “Cefa”, que tiene lugar cada año en nuestra comunidad.
La reunión finalizó sobre la una y media, y seguidamente se tuvo un tiempo libre para comer y para tomar café y dulces que ofrecieron las hermanas de la iglesia donde se estaba celebrando este evento.
Hacia las tres y media de la tarde comenzó la segunda reunión , en esta ocasión la predicación estuvo a cargo de Elena Palomares, y expresó con claridad y contundencia el mensaje del Evangelio, fue una oportunidad excepcional para que muchas personas incluso desde la calle y asomadas a las ventanas del local, escuchasen a cerca de Jesús. 
También hubo  muchas participaciones de parte de las hermanas que asistieron. Las  hermanas de la Carolina participaron con un himno que nos hablaba a cerca de la palabra de Dios. El grupo de mujeres de Cambroneras  participó con  una bonita representación sobre lo que  supone la palabra de Dios para nosotras, así como la interpretación de una canción sobre este mismo tema por parte de Abigail Prieto y Eva Benítez. Nuestra hermana Elisabeth Rey (de Betania) leyó una poesía preciosa relacionada con el tema de esta reunión. También la hermana Paqui López de Orfila recitó una poesía que ella misma había escrito a cerca  del  Señor. Una hermana de la Zarzuela  compartió otra poesía, y Sara Esther Rivilla nos deleitó con  una canción preciosa que hablaba sobre las diferentes experiencias que tenemos que vivir y lo que nos aguarda al final de nuestras vidas. Las hermanas de Bailén ( en María Bellido)  también participaron con una canción que hablaba de lo que Jesús es para nosotras.
La reunión finalizó pasadas las cinco de la tarde y una hermana de Armilla, nos despidió con una oración y tuvo unas palabras sobre el tiempo que habíamos pasado allí, y de la gran bendición que sin duda habíamos podido disfrutar en ese día. (Muchas gracias por las fotos a Ana Cañas y Sara Esther Rivilla)



Boda de Josué y Dámaris

El fin de semana pasado algunos de nosotros estuvimos en Murcia en la boda de nuestros amigos Josué y Dámaris.

Conocemos a Josué como miembro de la Iglesia Evangélica que se reúne en el Barrio “La Zarzuela” de Linares desde hace varios años. Hemos podido compartir muy buenos momentos en su compañía, así como con Dámaris.

Nos alegramos mucho de que ambos tomaran la decisión de unirse en matrimonio como vemos que están los tiempos en los que vivimos.

La boda empezó el domingo a las 12 de la mañana en la Iglesia Evangélica de Archena (Murcia) y como podéis ver en las fotos, estaban todos muy guapos.

Los novios fueron recibidos por melodías de violines y piano y la persona encargada de dar la bienvenida y presentar cada participación fue D.Adolfo Garrido, miembro del consejo de ancianos de la iglesia.
Todos juntos cantamos un par de himnos, “En todo tiempo alabaré” (música) y “Amor tan grande”.

Después de las canciones estuvimos escuchando la predicación del Evangelio por parte de D.Francisco Martínez, anciano de la Iglesia Evangélica de Archena desde hace muchos años.

Hubo bastantes participaciones de familia y de la iglesia donde se reúnen los novios y después, D.Pedro Inglés, miembro de la Iglesia Evangélica “La Zarzuela” y obrero en Linares dio paso a las promesas de los novios.

Después de algunas sorpresas para los novios, D.Miguel García y D.José Hurtado junto a D.Francisco Martínez y más tarde D.Eric Bermejo pusieron la vida de los recién casados en las manos del Dios, pidiéndole que su amor y fidelidad esté siempre con ellos, que les ayude en las dificultades así como en los buenos momentos, que reine el amor y comprensión en su matrimonio y que puedan ser utilizados por Él allá donde se encuentren.

Nosotros les deseamos las mismas bendiciones.
Que el Señor les bendiga!

"Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante." Efesios 5:2



Mirad cuan bueno y cuan delicioso es habitar los hermanos juntos en harmonía


Ayer fue un día especial en la Iglesia Cristiana Evangélica Betania.


Fue especial desde el principio porque pudimos ver de nuevo entre nosotros a Plácido y María y además también vimos nuevas caras como a Sergio, MªCarmen, Clemen y Sarah.
Las cosas no pasan porque sí, y es que Sarah (profesora de inglés en Andújar ) contactó con nosotros este fin de semana porque nos encontró a través de este medio, y es que alguna vez internet tenía que servir para algo no?

Te llena de alegría cuando puedes compartir la alabanza al Señor con más personas y aprender en compañía de cómo es Él a través de la predicación de su Palabra.

Para mí también fue un día especial porque mi madre ya ha cumplido un año más y gracias a Dios está bien. Por cierto que para celebrar el cumpleaños estuvimos todos los que pudimos comiendo juntos en el local. Se me olvidaba mencionar que también nos acompañaron los hermanos de Villargordo.
Gracias a Dios pasamos juntos un buen día.

De ahi que recordaba el primer versículo del Salmo 133:
!!Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!